Masajes


En general, el masaje se administra para conseguir diferentes resultados: mejorar el flujo de sangre y linfa (líquido en las glándulas linfáticas, parte del sistema inmune), para reducir la tensión muscular o la flacidez, para afectar el sistema nervioso a través de la estimulación o sedación, y para mejorar la cicatrización de los tejidos.

- Masaje clásico

- Masaje de presión

- Masaje deportivo

- Taping deportivo

- Masaje de silla