La bioenergía se basa en la premisa de que cada individuo está rodeado por un campo de energía electromagnético conocido como "aura". Los terapeutas en bioenergía trabajan para eliminar cualquier bloqueo de energía que fluye a través de siete centros o puntos, conocidos como chakras .
 
  La terapia se realiza a través de sesiones diarias o semanales, dependiendo del problema a tratar y de las circunstancias de cada persona, con total dedicación y compromiso a fin de conseguir un resultado efectivo que le permita llevar una mejor calidad de vida al paciente.

 
 El tratamiento con bioenergía es una terapia complementaria, y no alternativa, a la medicina tradicional. El estrés generado por situaciones y/o enfermedades, entre ellas el Covid-19, se puede tratar mediante esta terapia, que ayuda a controlar el estrés mental y físico, estableciendo parámetros en su entorno para crear y desarrollar un nuevo estilo de vida.